Alexander Fleming y Winston Churchill Sinastría – Carta Astral

Un granjero que trabajaba para el sustento de su familia, un día trabajando oyó el lamento de un niño que pedía ayuda cerca de un pantano. Dejo sus herramientas y se internó en las cercanías del pantano, allí se metió hasta la cintura en el estiércol húmedo, frio y negro, al escuchar a un muchacho aterrado, gritando y esforzándose por liberarse.

El granjero salvo al muchacho de haber sufrido una lenta y espantosa muerte.

Al otro día un carruaje elegante llegó a la granja, con un Noble preguntando por el granjero.

El noble quería recompensarlo con dinero pero el granjero no lo aceptó, en ese momento el hijo del granjero llega hasta la puerta de la cabaña donde estaban conversando su padre con el noble, y este le pregunta si era su hijo, el granjero escoses responde afirmativamente y el noble le propone como recompensa lo siguiente: Cómo Ud salvó la vida de mi hijo, quisiera que su hijo tenga las mismas posibilidades de estudiar que el mío, y vaya a las mejores universidades, si el muchacho se parece a su padre no tengo dudas que será un excelente estudiante y crecerá hasta convertirse en el hombre del cual ambos estaremos orgullosos.

El granjero Fleming aceptó, su hijo fue a las mejores escuelas y con el tiempo se graduó en la escuela Médica del St Mary´s Hospital en Londres, hasta convertirse en el renombrado Dr. Alexander Fleming. (descubridor de la penicilina)

Años mas tarde, el hijo del mismo noble que fue salvado, se enfermó de pulmonía.

¿Qué salvó su vida esta vez? La penicilina.

¿El nombre del Noble? Sir Randolph Churchill

¿El nombre de su hijo? ¿Ya se lo imaginan? Si, el mismo, Sir Winston Churchill.

 

Ahora bien, astrológicamente, que tienen en común Alexander Fleming y Sir Winston Churchill

Al realizar la sinastría entre ambos mapas natales, vemos que tienen las luminarias, (el Sol y la Luna) en signos de fuego, lo que les da protagonismo, iniciativa (leo) y búsqueda de sentido (Sagitario).

Alexander Fleming es Sol en Leo y Luna en Sagitario y Winston Churchill el Sol en Sagitario y la Luna en Leo.

Esta combinación invertida entre ambos puede verse como una perfecta complementariedad energética que los mantuvo unidos en hechos trascendentes en sus respectivas vidas.

Por otro lado, al agudizar nuestro pensamiento, podemos observar más allá de los nombres, como energéticamente nos atraemos, y no solo en temas de pareja, socios o amigos.

¿Dos desconocidos los encuentra “el destino”? ¿o es 100% una atracción energética?

A tener cuidado cuando le echamos la culpa al destino 😉

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *